Consejos antes de enviar tu documento a la imprenta

Consejos para la impresión perfecta

Agencia comma

Cuando buscamos un resultado óptimo en la impresión de nuestras artes finales, debemos asegurarnos viendo el proyecto en papel, que el texto es tan legible como lo que vemos en la pantalla del ordenador. Este paso debería hacerse al principio, para decidir el tamaño de la fuente que se usará en el diseño en los textos del documento. A continuación, desde el equipo creativo de Agencia comma, explicamos una serie de consejos para la impresión perfecta y todos los pasos a tener en cuenta:

Revisa bien la ortografía (parece obvio, pero es muy importante) y los textos. Intenta que tu cliente lo haga también y no espere a tener los 10.000 ejemplares impresos para confirmar que todos los datos son correctos. Pista: comprueba con mil ojos que el número teléfono está bien.

Traza las tipografías. Convierte el texto en forma (Menú Texto – Crear contornos) para que no haya problemas si tu impresor no tiene instalada en su equipo alguna de las fuentes que has usado en tu documento.

Utiliza guardas (hojas interiores en blanco detrás de la portada y delante de la contraportada, para anotaciones, dedicatorias, sellos de biblioteca y que aportan “aire” al conjunto de la impresión).

Las hojas deben ser múltiplos de 4 para que la imprenta las pueda imprimir en pliegos. El “cuerpo” del documento no incluye las cubiertas (portada, interior de portada, interior de contraportada y contraportada, que se envían en un documento separado).

Evita las viudas, palabras sueltas a final de párrafo. Queda especialmente feo cuando una página empieza con una sola palabra que acaba en punto y aparte, proveniente de la página anterior. En comma, los editores ayudan al equipo creativo a modificar las palabras usadas en el texto, sin modificar su significado, para que se adapte a las necesidades del párrafo. Si no es posible, hay un pequeño truco: baja el interletrado de las líneas anteriores (una o dos) entre un 5% y un 10%, de modo que sea imperceptible a la vista, pero reduce la extensión de la línea.

Cuidado con los ríos. Cuando se justifica el texto para que quede alineado a izquierda y derecha, dependiendo de la longitud de las palabras, pueden quedar muy separadas unas de otras, creando los llamados ríos, espacios en blanco que quedan entre las palabras y que unidos a los de las líneas superiores o inferiores forman caminos blancos entre la masa de texto.

Revisa que las imágenes JPG sean CMYK y a 300ppp. Si el documento va a contar con una versión online e impresa, es mejor trabajar siempre con imágenes en CMYK y exportarlas posteriormente a RGB para la versión online. Debemos estar muy pendientes en este punto, ya que si trabajamos con imágenes en RGB y nos olvidamos cambiarlo a CMYK, puede que no se imprima correctamente el proyecto.

Elimina colores en la lista que no estén en el diseño -> VENTANA MUESTRAS: botón derecho, COLORES NO USADOS. Comprueba que cuando quieres imprimir en negro, has usado este color y no el “color” REGISTRO  (color que sale en todas las planchas, al hacer las separaciones de color, sea Pantone o CMYK). Es útil para hacer marcas de registro.

Dejar un mínimo de 2,5 cm en el MARGEN DERECHO de las hojas izquierdas y MARGEN IZQUIERDO de las hojas derechas, para evitar que con el cosido de la página y el curvado en el centro, se quede ilegible. Si hay imágenes que cruzan de una página a otra, recuerda que no muestren texto o elementos importantes en este área de 5 cm.

Revisa los sangrados. Sangre es el término que indica el tamaño de más que damos a nuestro diseño, teniendo en cuenta que a la hora de cortarlo en la guillotina o con un troquel quedará al tamaño de diseño deseado. Con ello evitamos, entre otras cosas, la posibilidad de que queden bordes blancos (filetes) alrededor del trabajo terminado. Recuerda también que los textos no deben quedar muy cercanos a los bordes de la página.

Vigila que esté en verde el “semáforo” de InDesign. En rojo te avisa de errores en los vínculos (te asegura que la imagen que contiene tu diseño, no sólo aparece como previsualización, sino que se incrustará cuando exportes el documento) y errores de texto desbordado (que no aparece en tu caja de texto).

Si haces algún cambio que afecte a la disposición de las páginas, recuerda revisar el índice.

Dependiendo de tu imprenta, te ofrecerán la impresión de los ferros (prueba de pre-impresión), pero si puedes llegar a este paso con todo correcto se te dibujará una sonrisa, de la tranquilidad de un trabajo bien hecho 😉

Consejos antes de enviar tu documento a la imprentaY tú, ¿añadirías algún consejo más para conseguir una impresión perfecta?

Últimos posts

Categorías

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

comunicacion
This site is registered on wpml.org as a development site.